Marcar la diferencia: cuestión de actitud.

Supongo que ya todos tenemos claro que no podemos elegir el mundo en el que vivimos. Nadie ha decidido iniciar su carrera profesional en medio de una de las crisis más pronunciadas de los últimos 50 años y nadie ha decidido empezar una carrera universitaria sabiendo que hay un 50% de paro juvenil y unas expectativas de encontrar trabajo muy pobres.

Pero estas son las cartas. Nos pueden gustar más o nos pueden gustar menos, pero son las que hay y toca jugar con ellas. Nos toca jugar porque aunque no hayamos elegido la etapa en la vivimos, si que podemos elegir la actitud para afrontar este escenario.

De nuestra actitud va a depender que nos dejemos llevar por las circunstancias y ser uno más que engorde la lista de personas desorientadas en la vida o podemos salir a ganar a las circunstancias, ganarle el puso a las estadísticas, a la crisis y al pesimismo. Esto se consigue luchando por ser indispensable, ser excelente, ser una pieza útil en tu ámbito profesional.

Por tanto, lo que va a marcar las diferencias es tu actitud. Una actitud cambia tu vida y cambia tu entorno.


www.tuaspiracionprofesional.com


Etiquetado con: