Encontrar trabajo y echarte novio/a, ¡es lo mismo!

Si tienes pareja o eres un conquistador nato, es hora de que utilices tus mismas técnicas en el mercado laboral. Al fin y al cabo, las relaciones personales y las laborales, son cosa de dos.

cyanide and happiness

Imagínate que has encontrado en Facebook en páginas de amigos de amigos, la chica de tus sueños, guapa, aparentemente lista, tu tipo de chica, con una sonrisa que enamora y es que además la conoce tu mejor amigo y sabe que pega contigo. La chica sale todos los fines de semana, y está siempre en los locales más conocidos.

Imagínate que encuentras en Google, Infojobs o Linkedin una empresa, multinacional, que ofrece el puesto de tus sueños, en tu misma localidad, y además conoces gente que trabaja en esa empresa y te hablan de ella muy bien. La empresa organiza habitualmente conferencias, seminarios, abiertos al público.

Eres un tío tímido? No sales de fiesta? Seamos realistas, las posibilidades de conocerla en persona se reducen drásticamente…. Además, con lo guapa que es, será por pretendientes…

Te pasas enviando CVs desde tu casa sin salir a la calle? Seamos realistas, tus posibilidades de llamar la atención de la empresa disminuyen. Además, dada la situación del mercado laboral, tendrá 1000 CVs a la espera…

Sales de fiesta, pero decides no ducharte, afeitarte, sales mal vestido y sin actitud de conquistar? Seamos realistas, la posibilidad disminuye.

Entregas CVs, pero tienes un CV desactualizado, mal escrito, no hablas idiomas, y sin una carta de motivación adaptada a tu futura empresa? Seamos realistas, la posibilidad disminuye.

Un día te cuentan o descubres por Facebook que la chica va a ir a tal fiesta y luego a tal discoteca, te armas de valor, ruegas a tus amigos, y te pasas por allí. La ves y te acercas a ella, buscas la excusa más tonta para decirle tu nombre y cruzar 4 palabras, y generar el interés inicial. Pídele su número, igual te lo da mal. En cualquier caso, busca otra excusa para pedirle el Facebook, y si te lo da mal, da igual, porque lo sabes desde hace tiempo y puedes agrégala.

Un día descubres que un responsable de la empresa va a dar una conferencia en la universidad, y luego hay un debate o una mesa redonda. Vas, preparas la pregunta más original que se te ocurra y la haces. Cuando acabe la charla, te acercas al responsable y aprovechas para llevarle tu CV. Probablemente te dice que se lo dará al responsable de RRHH, y no lo hará porque se le olvide y no vea a tal responsable hasta dentro de 1 mes. Pregúntale su nombre, si no te lo da lo buscas, y lo agregas al Linkedin.

Tienes dos opciones, agregarla simplemente al Facebook y esperar a que te escriba ella (cosa que no pasa casi nunca), o agregarla con un mensaje que llame un poquito su atención. Igual te contesta: Un placer, nos vemos pronto. Un poco sosa y tal… Pero da igual, al menos tienes un feedback.

Tienes dos opciones, agregarle simplemente a Linkedin, con el mensaje que aparece por defecto, y esperar a que te contesten (cosa que no pasa casi nunca), o agregarlo con un mensaje personalizado: “Estuve en una conferencia de su empresa, qué interesante!” Igual aceptan tu invitación, y no te contestan. Pero da igual porque ahora estás entre sus contactos.

Tienes dos opciones, agregarle simplemente a Linkedin, con el mensaje que aparece por defecto, y esperar a que te contesten (cosa que no pasa casi nunca), o agregarlo con un mensaje personalizado: “Estuve en una conferencia de su empresa, qué interesante!” Igual aceptan tu invitación, y no te contestan. Pero da igual porque ahora estás entre sus contactos.

La tienes en facebook… la escribes y no te contesta. No te desanimes. Sube contenidos, ella te va a ver en su timeline. Sube contenidos de viaje, saliendo de fiesta, haciendo tus hobbies… probablemente no lo sabes pero tienes un hobby en común con ella, y cuando te vea en una haciendo algo que tenéis en común, igual hasta te escribe. Puedes proponerle tomar un café. Si tienes algo en común con ella, igual acepta. Ojo porque igual tiene novio. Pero el día que esté soltera, y sigas subiendo contenidos y llamando su atención, podría a preguntarte: qué tal te va, ¿nos tomamos ese café? Sino, tío no te rayes, hay muchas más mujeres.

Lo tienes en Linkedin, le escribes un mensaje y no contesta. No te desanimes. Sube contenidos, él te va a ver en su timeline. Sube contenidos con noticias sobre el sector de la empresa, con tus nuevos logros, y cuando tengas uno que llame la atención de la empresa, igual hasta escribe, o recomienda tus actualizaciones. Puedes proponerles una entrevista, igual acepta. Ojo porque igual ya cubrieron esa vacante. Pero el día que busquen a otra persona, y sigas subiendo contenidos y llamando su atención, podrían escribirte convocándote a una entrevista.


“Hola, cuánto tiempo… qué tal? Ya vi por Facebook que desde aquella fiesta en la que nos vimos no paras… Viajando, saliendo, disfrutando de la vida…Veo que vas a la playa que voy yo habitualmente. Vas mañana? Nos podíamos tomar algo después.”

“Estimado señor: he visto en su LinkedIn que acaba de finalizar un máster y ahora mismo estamos buscando a gente con su perfil para cubrir un puesto vacante. Nos gustaría conocerle personalmente en una entrevista.”


Proximamente… la primera cita / la entrevista

Juan Fuentes Fernádez para www.tuaspiracionprofesional.com
Asesor en Comercio Internacional e Inversiones, Embajada de España de El Cairo
Contacto: fuentes.fernandez.juan@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s