10 trucos para aprobar exámenes tipo test sin estudiar

“Tengo un amigo….” que dice que es posible sacarse la carrera de Psicología usando para resolver los exámenes la propia Psicología (es decir, el conocimiento de cómo piensa y cómo se comporta el ser humano, que es tu profesor). ¿Interesante, verdad?

Su afirmación la basa en su experiencia de estudiante, reforzada con su experiencia actual de profesor de Psicología.

Para ello, en primer lugar voy a explicarte por qué los métodos que luego te contaré funcionan realmente. Y luego iremos directamente a los propios trucos para que apruebes tus exámenes, si no has podido estudiar.

Lo único imposible es aquello que no intentas
Extraído de mrwonderfulshop.es

¿Por qué este sistema funciona?

Para explicarlo, me apoyaré, metafóricamente hablando, en dos leyes físicas que ya conoces, que fueron publicadas por Newton en el año 1687.

La Primera Ley de Newton: “Todo cuerpo persevera en su estado de reposo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él”.

Los profesores somos cuerpos que perseveramos en nuestro estado de reposo. Y no solemos tener fuerzas ajenas a nosotros que nos obliguen a cambiar de estado, que nos lleven a esforzarnos más, a innovar, o a mejorar en metodología docente para hacer las clases más útiles, interesantes y entretenidas. Si un profesor no funciona, no pasa nada. Al año siguiente todo seguirá igual. Todos conocemos a algún profesor que año tras año recibe evaluaciones negativas, ¿verdad? ¿Y qué ha cambiado? De traje.

El amigo este del que te he hablado antes, estuvo en su época de estudiante en una comisión llamada “de evaluación del profesorado”, delegada de Junta de Facultad, en la que se elaboraron informes objetivos tremendamente negativos de algún profesor. Eran de tal magnitud las carencias de algún profesor que no le salvaba ni siquiera el principio jurídico “in dubio pro reo” (en caso de duda, se absuelve al acusado). Y aun siendo tan contundente esta denuncia común del alumnado, no tuvo ninguna repercusión.

La Segunda ley de Newton dice que con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria.

Hay un segundo grupo de profesores que se han planteado alguna vez esforzarse e innovar. Sin embargo, la pereza que les surge es proporcional a sus deseos de innovar. Con lo cual, acaba sin hacer nada nuevo y sus clases y exámenes siguen el mismo patrón por el que ya fueron cortados en cursos anteriores.

De estos principios se desprenden las siguientes pautas para aprobar los exámenes sin estudiar, que además son siempre ciertas si no se demuestra lo contrario:

1. Si una respuesta es notoriamente más larga, es la respuesta correcta.

¿Según las Leyes de Newton que has leído, por qué un profesor se iba a esforzar en escribir una opción larga, si esa no fuese realmente la respuesta correcta necesaria? Estirar una alternativa de respuesta supone un esfuerzo para el profesor (que persevera en su estado de reposo). Por lo tanto, si la respuesta es manifiestamente más larga, esa ha de ser la respuesta correcta.

2. “Todas las anteriores son verdaderas” es la respuesta correcta

Para un profesor construir opciones verdaderas en un examen tipo test es sencillo. Tan solo tengo que ir a mis apuntes y copiar líneas directamente tal cual están escritas. Esas opciones serán verdaderas. Construir alternativas falsas requiere un esfuerzo a mayores. Un esfuerzo creativo. Por eso, muchos profesores ahorramos esfuerzo poniendo varias respuestas copiadas de los apuntes que son todas ella verdaderas, y luego completamos la pregunta con una última opción que sea “todas son verdaderas”, y listo. Para esto solo hace falta copiar, que es fácil.

3. “Todas las anteriores son falsas” es una respuesta falsa

Recuerda que crear alternativas falsas es difícil. Para que realmente una pregunta tenga varias alternativas falsas el profesor debe de haber discurrido mucho. Y desde 1687, con Newton, esto no pasa. Así pues, la opción “todas las respuestas son falsas” es una respuesta falsa.

4. Las alternativas que tienen palabras como “nunca” o “siempre” son alternativas falsas

Cuando un profesor quiere crear opciones falsas para sus alternativas de respuesta a una pregunta de examen, con frecuencia utiliza el truco de ponerle las palabras “nunca” o “siempre”. Debido a que habitualmente casi todo tiene excepciones, con estas palabras crean alternativas falsas de un modo muy sencillo.

Por ejemplo: Fíjate en esta pregunta de psicofarmacología y averigua la respuesta correcta.

El psicofármaco de elección para un paciente con depresión (F32 según la clasificación CIE 10):

      a)Siempre tiene que ser un antidepresivo de tipo Tricíclico
      b)Nunca irá acompañado de una benzodiacepina
    c)Puede ser un ISRS
5. La alternativa correcta se deduce por otra de las preguntas del examen.

Si en alguna pregunta dudas, antes de responder al azar, o no responder, lee todo el examen buscando ese contenido. El mínimo esfuerzo nos lleva a los profesores a usar un mismo tema para crear varias preguntas diferentes. Luego, en un alarde de ingenio, las mezclamos cual trilero entre el resto de preguntas del examen. Sabiendo esto, generalmente se puede deducir la alternativa correcta a partir de los enunciados de otras preguntas. Esto acertará, al menos, otra cuestión de tu examen.

6. Si no tiene concordancia sintáctica de género o número, la alternativa es falsa.

Algo que cae tan de cajón, sirve para resolver bien multitud de preguntas de examen. Veamos: Si el enunciado nos pregunta por qué elementos (en plural)… y una de las respuestas solo hay un elemento, esa es falsa. Si te preguntan por algo masculino, y la respuesta está en femenino, esa es falsa. Parece obvio, lo sé. Pero insisto: a los profesores nos da pereza pensar en alternativas falsas que concuerden en género y número, así que ponemos lo primero que se nos ocurre para terminar enseguida. 

7. Si hay varias alternativas, y solo una contiene un número, esa alternativa es falsa.

Piensa: un profesor que sigue las leyes de Newton, si quiere poner una respuesta falsa la opción que le supone menor esfuerzo es dejar la afirmación verdadera que viene en los apuntes, a la que simplemente le cambia un dato numérico que viene en ella. Es sencillísimo cambiar un número por otro, un año por otro, o una cantidad por otra.

8. Las alternativas con la conjunción “y” son falsas.

Como he planteado antes, para ahorrar esfuerzos, los profesores solemos coger respuestas verdaderas que ya estén en los apuntes y meterles algo rápido para falsearlas. Es más fácil esto que tener que inventar o crear respuestas falsas nuevas, desde cero. Una opción para hacer falsa una respuesta verdadera de los apuntes es añadirle una extensión y que ese complemento sea falso.

Un ejemplo sencillo de una alternativa de respuesta hecha falsa con un “y”:

El aprendizaje vicario es una forma de adquisición de conductas nuevas por medio de la observación y fue muy estudiado por Freud.

Enseguida te has dado cuenta de dónde está el error, ¿verdad? ¡Qué crack!

9. Las alternativas de respuesta con errores ortográficos son respuestas falsas.

Si al leer esto te ha llamado la atención porque has pensado “¡cómo puede ser que un examen universitario tenga errores ortográficos!” significa que realmente no estás cursando una carrera universitaria. Con lo cual has decido leer este artículo solo por placer. Así que aprovecho para saludarte: ¡Hola! y agradecerte que me estés leyendo.

Si, en cambio, has dado por buena esta afirmación, tú eres de los míos… y conoces bien las rarezas que te puedes encontrar en un examen universitario.

Bueno, al grano. Si tiene errores ortográficos, esa alternativa es falsa. Las alternativas correctas se suelen extraer de los apuntes. El profesor usa los mismos apuntes año tras año, tras año, tras año. Con lo cual si hay errores, malo será que en los años que lleva el profesor dando clase no se haya dado cuenta. Las alternativas falsas de los exámenes son más improvisadas, y no suelen requerir mucha revisión interanual. Por lo tanto, son más propensas a que aparezcan errores ortográficos.

10. Si la pregunta aparece en un examen de años anteriores, la alternativa correcta es la misma que en la de esos exámenes.

Si estudias una carrera universitaria y no usas exámenes de años anteriores para estudiar para un examen, significa que vas muy poco por clase y no te has dado cuenta todavía de cómo funciona el sistema en tu facultad. Mézclate un poco más con la gente que encontrarás en los pasillos y la cafetería, y enseguida te darás cuenta de que las preguntas se repiten de unos años para otros. Sí, eso es: por lo de las Leyes de Newton, ¿recuerdas?

Incluso cuenta una leyenda que puedes escuchar en la cola de la fotocopiadora, que hubo una persona que sacó buena nota en un examen estudiando únicamente por los exámenes de años anteriores.


#Ejercicio: Busca el lapsus

Hasta aquí han llegado mis 10 trucos para aprobar exámenes tipo test sin estudiar. Para comprobar los conocimientos que has adquirido, te propongo un ejercicio práctico. En todo el artículo que acabas de leer, he puesto de forma intencionada un error de contenido.

Selecciona e indica, ¿cuál de estas alternativas es el lapsus que estamos buscando?

  1. Según el la clasificación CIE 10 los episodios depresibos se encuadran en realidad dentro del apartado F11
  2. Lo que se indica como “Segunda Ley de Newton” es la “Tercera Ley de Newton” porque realmente la Segunda Ley dice:” El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime”
  3. Newton planteó sus leyes realmente en el año 1710
  4. La expresión “in dubio pro reo” nunca puede ser utilizada como se utiliza aquí, fuera de entornos jurídicos relacionados con los tribunales de justicia.
  5. Todas las alternativas son falsas, en el texto no hay ningún lapsus.

¿Has sabido responder a la pregunta sin un conocimiento previo? Cuéntamelo.

Fernando Pena Vivero para www.tuaspiracionprofesional.com
Director del Instituto Europeo de Formación de Formadores y del Máster de Psicología Clínica de la AEPCCC en Valencia
Contacto: fernando@cop.es

@psicoteca

IEFF
Instituto Europeo de Formación de Formadores

www.tuaspiracionprofesional.com

ENTRAR AL TEST

Descubre tu perfil psicológico – Potencia tu #MarcaPersonal – ¡100% gratuito!      

logobrain     logo USC oscuro


Anuncios

10 (+1) frases para decorar tu agenda

Todo pensamiento genera una emoción, y toda emoción influye sobre la conducta
principio psicológico

Aquellos que nos dedicamos a la salud mental y al estudio de la conducta humana, sabemos muy bien el enorme peso que juegan las palabras en nuestra vida diaria. A fin de cuentas, la propia vida es en gran parte un simple conjunto de palabras. Nos comunicamos y transmitimos información a través de palabras. Nos definimos en palabras. Pensamos, en gran parte, con palabras.

¿Por qué esto es tan importante?

Las palabras transmiten emociones. Desde que somos muy pequeños asociamos ciertas construcciones lingüísticas a sentir placer (¡muy bien! ¡que gran trabajo! ¡fenomenal!) o a sentimientos negativos (estás equivocado, no vales para nada). Esto se debe a un fenómeno denominado condicionamiento clásico, englobado dentro de las llamadas teorías del aprendizaje. Este fenómeno consiste en que cuando dos cosas suelen ocurrir juntas, la aparición de una traerá la otra a la mente y fue demostrado por el fisiólogo ruso Iván Pavlov.

Conocer la teoría del condicionamiento clásico, permite manipular nuestra propia mente a voluntad y generar así aquellas emociones que nos permiten alcanzar las metas que nos hayamos propuesto previamente. Existen, por ejemplo, frases fuerza que motivan a seguir adelante en los momentos duros o a perseguir nuevos retos, liberando torrentes de adrenalina en nuestro sistema nervioso. Es muy recomendable escribirlas en sitios que leamos a diario, como en agendas, libretas, pizarras…

Os dejamos una selección con algunas de nuestras favoritas, esperamos que os sirvan de inspiración.


www.tuaspiracionprofesional.com

ENTRAR AL TEST

Descubre tu perfil psicológico – Potencia tu #MarcaPersonal – ¡100% gratuito!      

logobrain     logo USC oscuro